Warning: A non-numeric value encountered in /homepages/24/d656173886/htdocs/cacocinas2016/wp-content/themes/Divi/functions.php on line 5806

Morcillo, jarrete, zancarrón… Misma pieza de carne con distintos nombres según donde estemos. Una carne con mucho colágeno, gelatina, que si la cocinamos bien, es una autentica delicia por la melosidad y el sabor que tiene.
Teníamos ganas de un estofado, de una carne guisada rica, pero a mi la carne guisada como tal, no me hace eterna gracia, por lo que decidí darle una vuelta y buscar el estofado perfecto. Esa salsa y ese brillo es completamente natural, no tiene ni harinas, ni almidones, ni grasas, ni gelatinas, ni nada para ligarla y darle esa textura. Es simplemente trabajo y tiempo. Ayudado de la gelatina de la carne y de los boletus. ¿Vamos a ello?

Ingredientes: (2 personas) 
1/2 kg de morcillo en un trozo.
200 gr boletus previamente confitados con su aceite.
3 dientes de ajo.
2 cebollas.
2 zanahorias.
50 gr de calabaza.
1 cuchara de tomate concentrado.
1 cerveza artesanal tostada (33cl).
Cs de caldo de carne para cubrir.
Aceite de Oliva Virgen Extra Óleo Quirós.
Sal y pimientas.
Romero y tomillo.
1 clavo de olor.
1 hoja de laurel.

Preparación:

  • Bridamos la carne o le pedimos al carnicero que nos lo haga.
  • Masajeamos la carne untándola con el aceite de boletus, sal y pimienta.
  • En una cazuela con dos cucharadas de aceite de boletus, marcamos los boletus hasta que se doren y reservamos.
  • Marcamos la carne a fuego fuerte para que se vaya sellando por todas partes. (Estas marcas de los boletus y de la carne harán que empecemos a sacar sabores del fondo de nuestra cazuela y que mantengamos jugos en el interior de los productos).
  • Agregamos una cuchara más de aceite si fuera necesario y ponemos los dientes de ajo chafados con piel para perfumar el aceite. Añadimos y pochamos la cebolla, la zanahoria y la calaba con un punto de sal hasta que estén muy caídos, pero sin que coja mucho color. No queremos un fondo oscuro, queremos hacer un jugo de estofado.
  • Hacemos un bouquet garní con el romero, el tomillo, unos granos de pimienta, el laurel y el clavo de olor (podemos ayudarnos con una hoja de puerro, o una esfera de escaldar té)
  • Ponemos la cucharada de tomate y removemos bien.
  • Volvemos a introducir nuestra carne en la cazuela y mojamos con la cerveza. Removemos y dejamos cocinar hasta que el liquido reduzca a la mitad, a fuego suave.
  • Agregamos caldo hasta cubrir y cocemos a fuego muy, muy despacio, que casi ni hierva y tapado durante 4-5 horas, hasta que pinchemos y este muy tierna (el cocer tan despacio es gran parte del truco o secreto de esta carne, si no superamos la temperatura en que rompe el colágeno de la proteína de la carne, no perderemos esa gelatina y esa jugosidad). De aquí las cocciones slow coock de Crock pot y la baja temperatura.
  • Sacamos la carne y quitamos las bridas con mucho cuidado de que no se nos deshaga. Filmamos la carne haciendo un «rulo» con ella, apretándola, y reservamos en cámara hasta el día siguiente.
  • Retiramos el bouquet garní y pasamos la salsa por la Thermomix con todo el liquido, tiene que quedar muy acuosa, queremos un jugo de estofado, no una salsa. Sino hubiéramos puesto menos liquido y/o agregaríamos harina al principio para espesar.
  • Volvemos con la salsa a la cazuela y ponemos a fuego medio, añadimos los boletus y dejamos para que vaya reduciendo y cogiendo textura. Con un cacillo iremos retirando y limpiando de superficie toda la grasa, impurezas y espuma que va a ir soltando. Queremos un jugo limpio y transparente.
  • Reducir hasta obtener la textura deseada, rectificar de sal si fuera necesario y enfriar.
  • Al día siguiente, cortamos la carne en medallones, volvemos a filmar y yo, la he envasado al vacío para regenerarla con vapor y que no me pierda la forma. Sino tenéis maquina de vacío, podéis filmar bien y meter en una bolza zip.
  • Calentamos la salsa a fuego suave veréis que ha quedado un jugo muy brillante. Regeneramos también la carne a unos 80º C  o en horno vapor o en una olla con agua.
  • Servimos los medallones de la carne, con el jugo con los boletus. Yo he añadido unas patatas fritas en dados también y un poco de cebollino recién picado, y… a disfrutar de esta carne hipermelosa y sabrosa con un jugo de estofado de alucinar.

IMG_6070